fbpx

Dile adiós al desorden

dile adios al desorden

Mantener el orden en casa es una tarea ardua, pero si identificas las zonas más propicias al desastre y acumulación, todo puede mejorar. Así como hay ambientes que son propensos a estar más desordenados, también hay pequeñas áreas que pueden convertirse en una pesadilla para cualquier mujer que desee tener su casa organizada y funcional.

Según expertos organizadores, los cinco espacios clásicos del desorden son: clóset de blancos, juguetes, bisutería, cables y superficies. Estas son las soluciones:

EL CLÓSET DE BLANCOS
El objetivo es que te dé gusto abrirlo sin que te caiga nada encima y encontrar todo a la primera. El reto se vuelve mayor, si pensamos encontrar juntos los juegos ya sea de sábanas, toallas o cualquier otro blanco que tengas guardado.

Toallas: guarda siempre los juegos completos juntos. Otra opción, es apilarlas por tamaños (manos, ducha, de tocador, playa).

Manteles: lo ideal es que no se arruguen, para lograrlo dóblalos lo mínimo, o si tienes espacio cuélgalos.

Sábanas: dóblalas todas al ancho de la funda de la almohada y guárdalas dentro de ella... ¡jamás se perderán! Esta solución te hará además ahorrar espacio pues es más fácil hacer esto si tienes los cubrecamas bien doblados.

LOS JUGUETES
Si tienes niños en casa, sabrás que los juguetes pueden ocupar cualquier espacio rápidamente y casi “colonizar” tu casa... ¡actúa!

La primera sugerencia es tener un mueble con gavetas para guardarlos. Clasifícalos por tipos y etiqueta cada gaveta: rompecabezas, muñecas, carros, etc. Procura que este mueble sea a la altura de los niños y que se abra y cierre fácil, eso los motivará a guardar las cosas.

Si no te cabe un mueble, prueba con cajas y cestos y pon la regla de: antes de sacar un juego nuevo, se guarda el otro.

JOYAS Y BISUTERÍA
Si siempre usas los mismos accesorios por no buscar... ¡es hora de poner orden!

Recurre a colgadores donde exponer y tener a mano tus joyas o crea tus propios expositores: unos mini ganchos de madera te servirán para colgar. Si prefieres tener las joyas guardadas, usa el clásico contenedor con compartimentos que puedes guardar dentro de una gaveta.

Una excelente opción para mantener en orden esta área es aplicar la regla de los cinco segundos: si tienes que pensar más de cinco segundos qué hacer con un objeto, es que no te hace falta, así que tíralo; o quizá no tiene un sitio donde ser guardado, en este caso búscale uno.

Otra buena opción es recurrir a separadores plásticos que puedes colocar dentro de un joyero grande o incluso dentro de una gaveta. Esto permitirá separar aretes de pulseras o incluso separar por juegos.

¡LA PESADILLA DE LOS CABLES!
Esta área se convierte en el nido del polvo... La solución más sencilla es un portacables, se mantendrán unidos y será fácil de limpiar. Pero también hay opciones que puedes hacer tú misma, como atarlos con alambres, organizarlos en tubos de papel higiénico, con clips, etc.

LAS SUPERFICIES
Las mesas y cualquier superficie en donde podamos apilar cosas se vuelven áreas con tendencia al desorden... La regla es la misma que para las joyas: todo lo que no necesites, lo tiras o lo regalas. Los objetos como las listas de compras, facturas, tarjetas de visita, volantes, sobres, etc., son los más problemáticos, procura deshacerte de ellos antes que empiecen a acumularse. Si necesitas guardarlos, ponlos en el lugar que les corresponde, no traslades el desorden a otra área.

Para evitar el desorden en las superficies, puedes colocar floreros o adornos sencillos. No solo pondrás coqueta tu casa sino que al mismo tiempo, reducirás las posibilidades de llenar las superficies de mil cosas.

¡Manos a la obra! Puedes convertir tu casa en una embajada del orden y la organización.

videos y tutoriales

activesense how to

Video-foto5-internas